H. Matamoros, Tamps., 28 de Enero del 2015
Dólar Compra: Venta:
Cassez contraataca; no tengo miedo, dice FCH

Martes 27 de Enero de 2015

México. (Agencias). Florance Cassez, ciudadana francesa condenada en México por secuestro, pero liberada debido a irregularidades en su detención, demandó al expresidente Felipe Calderón, el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y la empresa Televisa.

La demanda
José Patiño, abogado de Cassez, dijo este lunes a las emisoras Radio Fórmula y MVS que el viernes inició la querella por daño moral doloso por la vía civil contra funcionarios del anterior sexenio y contra la televisora, que transmitió un montaje del arresto de la acusada, cuyo encarcelamiento desató un conflicto diplomático con Francia y cuya liberación provocó indignación en México. La defensa de la ciudadana francesa pide 36 millones de dólares para reparar la afectación que Cassez -de acuerdo con sus alegatos- sufrió en su persona, sus sentidos, sus sentimientos, sus afectos, su creencias, su decoro, su honor, su reputación y en su vida privada. "Realmente ella está muerta en vida, eso es lo que estamos señalando en la demanda, porque le ha afectado tanto, todo fue un montaje", dijo Patiño a Radio Fórmula. La demanda también incluye a Daniel Cabeza de Vaca, exprocurador general de la República; Luis Cárdenas Palomino, Israel Zaragoza Rico y Facundo Rosas Rosas, exfuncionarios de Seguridad Pública; además de Roberto Gil Zuarth, exfuncionario de Calderón; Carlos Loret de Mola, conductor del noticiario matutino de Televisa, y su entonces reportero, Pablo Reinah.

El montaje
Televisa transmitió en vivo la mañana del 9 de diciembre del 2005 una recreación del operativo en el que Cassez fue detenida en la carretera federal libre México-Cuernavaca, el cual había ocurrido horas antes. Los periodistas de la televisora han afirmado que desconocían que se trataba de un montaje realizado para las cámaras. El responsable del operativo fue García Luna, entonces director de la hoy desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), y secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Calderón (2006-2012). El litigante explicó a Noticias MVS que, aunque la detención ocurrió en el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) -también panista-, Calderón no impidió el ilícito al ratificar a los funcionarios demandados y envió al hoy senador Roberto Gil Zuarth a "gestionar" ante la SCJN en contra de Cassez. "(El objetivo es) reivindicar a Florence Cassez, que es lo más importante, que salga a la luz pública que completamente cometieron una injusticia contra ella. "Es algo que verdaderamente a toda la población, no solamente a los abogados, a cualquier ciudadano si no la defendemos ahora, el día de mañana cualquiera de nosotros puede ser acusado por cualquier situación injusta, y hacer un montaje de esta persona y que toda la sociedad la juzgue de que es culpable cuando la señora no tiene aboslutamente nada que ver", agregó el funcionario en entrevista con la periodista Carmen Aristegui.

El caso
Florence Cassez -detenida en diciembre de 2005- obtuvo en enero de 2013 un amparo de la SCJN que le permitió salir de prisión, donde permaneció más de siete años y estaba condenada a 60, tras lo cual regresó a Francia. Además del montaje, su defensa argumentó que la acusada no recibió la atención consular a la que tenía derecho. La determinación de los ministros se basó en las violaciones a su debido proceso, pero no se pronunciaron en definitiva sobre la culpabilidad o inocencia de la mujer ya sentenciada.

Habla Calderón
El expresidente Felipe Calderón se dijo despreocupado ante la demanda interpuesta por la ciudadana francesa Florence Cassez en su contra por los más de siete años que permaneció presa por secuestro, al considerar que dicha acción es "absurda". El exmandatario comentó a Radio Fórmula que quien debía preocuparse por demandas era Cassez, liberada en 2013 por irregularidades en el proceso, y no él. "Me parece absurda, pero en fin. En términos de la ley, en particular de la ley de víctimas, aún cuando la Corte haya decidido lo que decidió sobre este tema, la Corte no se pronunció sobre el fondo de las conductas de la señora y, en todo caso quien tendría preocupación acerca de consecuencias de demandas de carácter civil sería ella, y no yo", señaló el extitular del Ejecutivo.