H. Matamoros, Tamps., 22 de Noviembre del 2014
Dólar Compra: $12.95 Venta: $13.70
Fijan fianza a detenidos; los acusan de infiltrados

México. (Agencias). El Ministerio Público en Gustavo A. Madero fijó una fianza de 12 mil 448 pesos a las 15 personas detenidas tras el enfrentamiento entre manifestantes y granaderos en Avenida Ignacio Zaragoza el pasado jueves.

Delitos
La agencia del Ministerio Público GAM-1 fincó a los detenidos responsabilidades por ataques a la paz pública, portación y fabricación de objetos aptos para agredir y ultrajes a la autoridad. Hasta el momentos ninguna de las 15 personas detenidas a pagado la fianza correspondiente. El pasado jueves, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF detuvo a 15 personas tras los enfrentamientos de esta tarde entre manifestantes y granaderos en Avenida Ignacio Zaragoza.

Infiltrados acusan testigos
Periodistas, activistas y organizaciones civiles reportaron agresiones por parte de encapuchados y policías durante la manifestación registrada en la Ciudad de México en el marco de la jornada global de protestas por la desaparición de los 43 normalistas. Alma Ugarte, integrante de un contingente de mujeres feministas en contra de la violencia, aseguró que tres cuadras antes de llegar a la plancha del Zócalo, se les avisó que ya había detenciones y golpes, por lo que decidieron no ingresar, pero una de sus compañeras no escuchó la decisión y se adelantó. Al ir tras ella, escucharon la explosión de un cohetón y la gente comenzó a correr. "Tratamos de calmar a la gente, pero en retirada. Había muchos niños y gente de la tercera edad. Vimos una luz de bengala que salió de entre la gente y comenzaron a correr más. Entre los gritos que se escuchaban, uno decía 'ahora sí, ahí vienen dando chin.'. La gente seguía corriendo y se cayeron muchos en las jardineras".

Los granaderos
A la altura de 5 de mayo y Madero, según su relato, los manifestantes fueron encapsulados por granaderos de la SSPDF y comenzaron a aventarlos en contra de las cortinas de los negocios cerrados. "Éramos mucha gente; había niños y les gritábamos 'ya déjenos, hay niños, ya nos vamos', pero de pronto con escudos y macanas comenzaron a golpearnos. Entre todos nos cubrimos y gritábamos '¡todos juntos!' para ir avanzando", sin embargo comenzaron a lanzar gas lacrimógeno y gas pimienta. Nos empezamos a agachar y a cubrir con lo que tuviéramos". El grito constante de los ciudadanos fue: "¡Hay niños, hay niños!", pero, según Ugarte continuaron agrediéndolos e insultándolos: "A ver si vuelven a venir". En las inmediaciones del Palacio Nacional, la policía, protegida con cascos y escudos, respondió con golpes, extintores y gases lacrimógenos a los jóvenes que los atacaban con bombas molotov y botellas.

Los encapuchados
Los manifestantes quemaron un muñeco gigante que emulaba al Presidente Enrique Peña Nieto y realizaron pintadas en edificios, pero todo parecía indicar que el día iba a concluir en calma. Sin embargo, sobre las 21:10 horas, después de que la mayoría de manifestantes se retirará del Zócalo, decenas de encapuchados se enfrentaron a golpes con la policía. Protegidos con escudos, los agentes antidisturbios trataron de evitar el avance de los manifestantes hacia el Palacio Nacional y luego cargaron y lanzaron gases lacrimógenos contra decenas de radicales que lanzaron objetos e intentaron golpearlos con palos. Durante más de media hora se sucedieron los disturbios. Varios de los encapuchados usaron aerosoles y encendedores con los que lanzaron llamaradas contra los agentes y quemaron algunas telas de ropa. En respuesta, las fuerzas antidisturbios usaron extintores y finalmente se abalanzaron con sus escudos y porras contra la multitud, a la que hicieron recular hasta los extremos de la plaza hasta expulsarlos de ese espacio, sin que por ahora las autoridades hayan dado cifras de lesionados y detenidos.

Agresiones
Juan Martín Pérez García, Director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) asegura que fue agredido por los policías. El activista indicó que su familia, incluido su hijo a quien llevaba en brazos, recibió agresiones físicas por parte de los elementos policiacos. En entrevista para Noticias MVS señaló que al final de la manifestación trató de resguardarse de la Policía Federal los estaba agrediendo: "La Policía Federal nos agredió. Los periodistas nos ayudaron a resguardarnos". Pérez demandó a las autoridades informar acerca de los protocolos diseñados para la manifestación del jueves "creo que es importante que nos informen quién diseño los operativos y los protocolos".

En redes
Varios usuarios de Twitter denunciaron los actos violentos ocurridos ayer en la plancha del Zócalo a manos de los granaderos. Algunos tuiteros denunciaron que los agentes de la Policía del Distrito Federal gritaron: "Denles duro y que no se vayan". Las detonaciones de petardos, el lanzamiento de gases lacrimógenos y las agresiones acapararon la atención de la red social. Pocos minutos bastaron para que los usuarios iniciaran con una ola de denuncias que evidenciaron cómo los agentes policiacos "agarraron parejo".