H. Matamoros, Tamps., 28 de Noviembre del 2014
Dólar Compra: Venta:
Balacera causa psicosis, estudiante pierde la vida

La sangre volvió a correr en las calles de esta ciudad, a manos de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, (SEDENA), teniendo como escenario la avenida Pedro Cárdenas y boulevard Manuel Cavazos Lerma, donde tres personas ajenas a los hechos, fueron alcanzadas por los proyectiles de los militares, uno de los cuales perdió la vida en el Centro Médico Internacional, al recibir dos disparos en la cabeza, tras de que los de la milicia sorpresivamente abrieron fuego a una camioneta pick up.

La víctima
Carlos Alejandro Mora Cantú, de 19 años de edad, con residencia en la calle 21 de Julio número 12, de la colonia Las Granjas, que cursaba el segundo semestre de la Licenciatura de Criminología, en el Instituto Oriente, de las calles Diagonal Cuauhtémoc y Siete, a las 19:00 horas se sumó a la lista de fallecidos a manos de los militares, mientras que los heridos son: Omar Alejandro Zapata, de 15 años, domiciliado en la Privada Palo Blanco número 22, de la colonia Reforma, y el texano Fernando González, de 31 años de edad.
Hechos donde cuatro paramédicos del Escuadrón Nacional de Rescate, también fueron baleados cuando viajaban en la ambulancia 04, resultando milagrosamente sanos y salvos.

Balazos
Trascendió que los militares abrieron fuego a los ocupantes de una camioneta pick up, de cuatro puertas, en color gris, cuando en ese momento iba en circulación la camioneta Escalade, color negro, la cual fue alcanzada por los ensordecedores disparos de los del uniforme verde, siendo alcanzado en la cabeza el jovencito Carlos Alejandro Mora Cantú, hijo de la señora Nohemí Cantú, ya que éste viajaba en el asiento posterior, mientras que en el delantero iban dos amigos, los que milagrosamente salieron ilesos, no así el vehículo de emergencia, que quedó convertido en coladera.

Hechos
Fue aproximamente a las 19:00 horas de la tarde, cuando asustados comenzales de un restaurante de comida rápida y clientes de un conocido centro comercial, se aterrorizaron y entraron en pánico al escuchar detonaciones de armas de fuego de diversos calibres.
Al saberse que estaban sanos y salvos, y en el exterior dos camionetas presuntamente baleadas, una pick up de cuatro puertas y una Escalade color negro, en la que viajaba el estudiante inmolado, reportaron los hechos a los diversos medios de comunicación.

Acordonado
Para cuando llegaron los representantes de los medios de comunicación, únicamente se apreció tirado a un lado de un taxi, con su pierna izquierda desgarrada por los disparos, al jovencito Omar Alejandro Zapata, quien presuntamente fue víctima de las circunstancias, al estar en el lugar y la hora equivocada, así como el texano Fernando González, quien resultó con heridas en la espalda.

Muerto
Siendo las 19:50 horas de la tarde, personal médico del Centro Médico Internacional, de las calles Acapulco y Longoria, del fraccionamiento Victoria, que trataban de rescatar de la muerte al estudiante ejemplar, lo pronunciaron muerto, a consecuencia de dos disparos que le atravesaron el cráneo y que le provocaron la expulsión de la masa encefálica.

La mamá
La señora Nohemí Cantú, madre de Carlos Alejandro, expresó a los medios de comunicación que exige justicia, que las cosas no se queden así, que se llegue hasta sus últimas consecuencias para que no se repitan los hechos en personas inocentes ante las injusticias de los militares.
"Ya no voy a recuperar a mi hijo, no es justo lo que andan haciendo estas personas".
En tanto José Luis Reyes, chofer y los también paramédicos del Escuadrón Nacional de Rescate, Ángel Adrián Colín, Mario Tomás Reyes y Alicia Ramírez, dijeron que también les tocó el lugar equivocado, ya que al ir en la ambulancia 04, sobre la calle Sexta al sur, al virar a la derecha para seguir al poniente, por el boulevard Manuel Cavazos Lerma, fueron alcanzados por las balas de los militares.
Indicaron que al estallar el neumático posterior izquierdo, a consecuencia de uno de los proyectiles, se tendieron en el piso de la ambulancia, para luego descender y lanzarse al pavimento, siendo encañonados de inmediato, por los agresivos militares.
Señalaron que la ambulancia, quedó convertida en coladera, ya que recibió al menos 20 disparos, uno en el espejo retrovisor de la puerta izquierda y otro en la aletilla, mientras que el resto en la parte posterior.

Ambulancia
A la escena llegaron ambulancias de la Cruz Roja para trasladar a los heridos Fernando González y Omar Alejandro a la sala de urgencias del Hospital General, donde permanecen delicados de salud.
El adolescente Omar Alejandro Zapata, ingresó con la rótula izquierda desgarrada, mientras que Fernando González, presenta las heridas en la espalda.
La psicósis hizo presa a los comenzales del restaurante de comida rápida, así como a los empleados y clientes de una mueblería y de diversos centros comerciales, ubicados a los alrededores, quienes emprendieron la retirada, para ponerse a salvo, cerrando las puertas los establecimientos.

Caos
Debido a que los elementos del "Glorioso" Ejército Mexicano, cerraron el paso sobre el boulevard Manuel Cavazos Lerma, en ambos sentidos, apoyados por infantes de la Secretaría de Marina, provocaron caos automovilísticos, estando a punto de ocasionar accidentes viales de funestas consecuencias, ya que varios trataban de salir de la ciudad, principalmente los autobuses foráneos.
Agentes del Ministerio Público del Fuero Común y Federal, así como de la AFI y Policía Ministerial del Estado, y de Servicios Periciales, arribaron a la escena de la balacera para dar fe de los acontecimientos, recoger la camioneta pick up y la Escalade, color negro.
Tras de que pararon las detonaciones, al menos 5 camionetas de las llamadas "rápidas", con torreta y sirena abierta, enfilaron hacia el centro de la ciudad, desconociéndose, si llevaban a militares lesionados en los hechos, y otras tantas siguieron, sobre el boulevard Manuel Cavazos Lerma, en dirección a la colonia Acuario 2001.